Como ya sabréis, cuando hablamos de juegos retro nos referimos a juegos que en la actualidad ya no se producen, hechos para consolas que están totalmente discontinuadas. A los que nos gusta jugar a estos juegos tenemos diferentes opciones para hacerlo. La más habitual es tener la consola original: normalmente siguen funcionando ya que estaban fabricadas con buenos materiales y bueno, tampoco es que tuvieran ninguna parte interna que se pudiera desgastar ni romper con facilidad.

 

SNES por dientro, puede aguantar un ataque nuclear

 

Pero hay muchas más maneras de jugar, incluso mejorando la experiencia. Os explicaremos algunas de ellas, remarcando los puntos positivos y negativos.

 

EMULACIÓN

Es el método más popular por su sencillez y precio. Teniendo un móvil medio moderno o un ordenador, no necesitas nada más para poder emular consolas antiguas. Bueno, en teoría debes tener el juego que emula comprado en formato físico, blah blah, pero en la práctica todo el mundo se baja cualquier ROM de internet.

Hay consolas mejor emuladas que otros. Por ejemplo, de Nintendo 64, por más bueno que sea tu PC, siempre pueden haber bugs y glitches que dependen del emulador, no de la potencia.

 

El Aladdin de SNES, emulado en un PC

Sin embargo, diremos que en general, emular consolas antiguas vía software es la opción más práctica.

Además aporta valor añadido, ya que a través de los mismos emuladores (o plug-ins instalables en parte), puedes aplicar efectos gráficos y optimizar la experiencia, haciendo que, a pesar de que el juego sea antiguo, se vea muy bien definido, en alta resolución, con los píxeles difuminados, etc.

En resumen, es de las mejores opciones para jugar a juegos retro, ya que no necesitas nada especial, se ejecuta en hardware que probablemente ya tengas. Como mucho te tendrás que comprar un gamepad, y encontrar un lugar de donde bajar las ROMs que no te infeste el PC de porno de la Europa del este 🙂

 

CONSOLAS MULTI-SISTEMA

Otra opción es conseguir una de estas consolas que tienen diferentes conectores y aceptan juegos de 2 o 3 sistemas. Por poner un ejemplo, la Retro Trio acepta juegos de NES, SNES y Megadrive. Este dispositivo ejecuta los juegos a nivel de hardware, así que en teoría deberían funcionar perfectamente. La práctica nos dice que hay bastantes juegos que no funcionan, ya que en realidad la consola no tiene todos los componentes de las 3 consolas originales (imagínate como sería de gordo el aparato), sino que utilizan un SoC (System on Chip) para simular la foto.

 

La Super Retro Trio que mencionamos

 

Son una buena opción si ya tienes juegos de las consolas incluidas y quieres volver a jugar sin ocupar mucho espacio, siempre que te informes bien de si los juegos que tienes son compatibles. También te puede ayudar a animarte a comprar juegos que siempre te hubiera hecho gracia tener, o comenzar una pequeña colección, quién sabe!

 

CONSOLAS MULTI-SISTEMA EMULADORAS

La última categoría, que es de la que más se habla últimamente, son las consolas que también usan juegos físicos (cartuchos), pero que internamente no se ‘leen’ como en una consola antigua. Lo que hace es coger todo el contenido del juego, volcarlo en su memoria interna, y a partir de ahí emularlo vía software como tú podrías hacerlo en el ordenador (o Ouya, o móvil, o …). En esta categoría caen por ejemplo la RetroN5, o Retro Freak. Las dos son compatibles con: NES, SNES, Super Famicom, Genesis, Mega Drive, Famicom, Game Boy, Game Boy Color y GBA (lo he copiado de la web para que no veas xD). La segunda además será compatible con TurboGrafx y PC Engine.

 

 

RetroN5 i Retro Freak, conceptos bien similares

 

 

Aquí entra el concepto de que para algunos es polémico. Y es que estas consolas, aunque necesiten obligatoriamente los cartuchos para funcionar, internamente no están haciendo más que lo que podríamos hacer nosotros bajando hacernos la ROM de Internet y jugando a cualquier sitio. Así que la reacción inicial es “para eso me compro un Stick HDMI con Android y hago lo mismo por la mitad de precio”. Y no les falta razón, porque al final es el mismo. Puedes aplicar filtros gráficos, hacer savestates, juegas en alta definición. Al igual que harías en el PC.

Pero haré una listita de cosas (excusas?) por las que estos sistemas para mí son la mejor opción, sus puntos positivos:

– Al utilizar emulación, la gran mayoría de juegos funcionan bien, no como las tipo Retro Trio.

– Lo puedes conectar a la TV vía HDMI y queda muy mono, no debes tener en marcha el PC si no quieres, y no juegas en una mini-pantalla como la del móvil.

– Es compatible con los gamepads de las consolas originales.

– Si no tienes, incluye un gamepad bluetooth. El Clicky-Clicky de los botones es discutible, pero es muy práctico y bastante bien.

– Te puede ayudar a estimular tu diógenes latente, haciéndote comprando juegos que hace 20 años quizá querías y no conseguiste por algún motivo.

– Siguiendo con este último punto, puede ayudarte con el aprendizaje de nuevas lenguas (bueno, japonés), ya que la consola es compatible con juegos de todas las regiones.

– Te puede ayudar a ahorrar. Si el idioma no te supone un problema, el Super Mario Kart PAL vale unos 20 €, y el japonés 6 €. Habrá cosas que no entenderás, pero tienes 14 € no gastados en el bolsillo.

– Y para terminar con la ayuda, puede ayudarte a jugar / descubrir sistemas que no tuvieses en el pasado. En mi caso, yo no tuve una Megadrive, y ahora tengo algunos juegos de ella y juego. Lo mismo con GBA.

– En la RetroN5 hay una manera de jugar a cualquier juego que no tengas (físicamente) de un sistema, creando un fichero .ips conteniendo el juego PIRATA, y aplicándolo sobre uno de los cartuchos que sí tengas (si te interesa puedes preguntar).

– Ah, eso, puedes aplicar ficheros de traducción .IPS a tus juegos. Pongamos que has comprado el Ultra Baseball Jitsumeiban de SNES, porque eres muy fan del baseball y el juego costaba € 3. Este juego es japonés y nunca salió de Japón, pero con un fitxeret .ips puedes tenerlo traducido y jugarlo en inglés en la consola, de manera muy sencilla.

– Compatibilidad con cheats. Puedes añadir una base de datos de cheats en la consola (vía SD, al igual que los IPS), y jugar trampeando.

Como ves, me gusta mucho la RetroN5: D no es perfecta, tiene puntos negativos (el plástico con el que está construida es blandito blandito), pero a nivel práctico es lo mejor que se puede tener. Si te he convencido, puedes comprarla a emere o xtralife, buena gente. Y sino pues nada, gracias por leernos 🙂

Co-creador con mi hermano de este antro al que llamamos web. Me gusta más el concepto de juegos retro que jugarlos. A punta de pistola te elegiría juegos de gestión estilo Transport Tycoon. Bueno, cualquier Tycoon. Si la web está caída es por mi culpa, pero no me podrás echar bronca porque no podrás leer esto 🙂

Comments

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.