Pocas veces en la historia de los videojuegos dos palabras han tenido tanto peso y tanta trascendencia como las siglas con las que SNK (Shin Nihon Kikaku), la legendaria compañía japonesa de videojuegos arcade que tanto impresionó al mundo entero a lo largo de los años noventa, dio a conocer la que fue la consola más bestia, más potente, más exclusiva y más inalcanzable que se ha conocido dentro de una generación de sistemas de videojuegos domésticos: Neo Geo AES.

En aquella salvaje generación de consolas, tremendamente reñida y con unas contrincantes tan carismáticas como diferentes eran los puntos de vista de entender los videojuegos entre ellas, se desencadenó una feroz y apasionante contienda de tal magnitud y de tanto calado entre los jugadores que tuvieron la suerte de vivir aquella época, que nunca se ha vuelto a ver nada parecido ni, seguramente, se volverá a ver en el mundo de los videojuegos: la era de las consolas 16 bits. Os invitamos a que os unáis a nosotros para revivir aquellos años incomparables desde un punto de vista diferente, un punto de vista especial donde colocamos nuestra retro-mirilla en el privilegiado asiento de la más alta potencia arcade y de la más brutal espectacularidad de los salones recreativos, rememorando aquellos tiempos pasados que tan gustosamente guardamos en nuestras memorias desde la parte más exclusiva posible de aquella época inigualable e irrepetible. Bienvenidos al sistema de videojuegos más espectacular de una época legendaria donde vivió, y sigue viviendo, la máxima expresión de los píxeles en los 16 bits. Bienvenidos a la recreativa en casa. Bienvenidos a Neo Geo.

Del salón recreativo a tu casa.

A finales de los años ochenta, SNK decidió entrar de lleno en el desarrollo de un espectacular y muy potente sistema de hardware para salones recreativos. Pero lo sorprendente de este nuevo hardware era que sus atemorizadoras capacidades no eran la cualidad que más resaltaba de aquella placa recreativa, sino que lo que más revuelo causó fue la versatilidad  que ofrecía dicha placa y que supuso, en el ya lejano año 1990, que la compañía diese la campanada en los salones recreativos con un sistema revolucionario que cambiaría significativamente el modelo de negocio coin-up (especialmente desde el punto de vista de los propietarios de las salas arcade), pues creó una placa recreativa que maravillaba no sólo por su generosa cantidad de potencia y demás bondades técnicas, sino porque contaba con una utilísima versatilidad nunca vista hasta entonces en los salones recreativos: disponía de  ranuras donde se podían insertar e intercambiar cartuchos de juegos. Esto, más que un avance, supuso una especie de revolución, pues les permitía a los propietarios de salones recreativos ahorrarse una buena cantidad de dinero, pues ya no tenían que cambiar todo el interior de una recreativa si querían cambiar un juego (con el elevado coste que les suponía, pues las placas y componentes de una máquina arcade tenían un precio realmente elevado), de repente todo se redujo a simplemente quitar un cartucho y poner otro. Así, sin más. Sin tener que cambiar la placa recreativa ni nada de nada. ¿Pero qué me estás contando? Se debieron preguntar aquellos propietarios de nuestros añorados salones. Pues sí, casi, casi, como una consola doméstica. ¿A que es flipante? ¿Cuántas vas a querer? XD tampoco sería así, claro, pues la MVS tendría su buen precio, sin olvidarnos mencionar que SNK tuvo en cuenta realizar alguna pequeña modificación en los conectores para que los cartuchos de MVS y de AES no fueran igual, y así evitar la tentación de hacer la trampa, pues eran más caros los cartuchos de MVS que los de AES (hoy en día es justamente al revés). Esta maravillosa y versátil placa recreativa se dio a conocer, como bien sabéis, como Neo Geo MVS (Multi Video System) y supuso el pistoletazo de salida para la época más gloriosa y mítica de la compañía y a unos años inolvidables en los recreativos en los que los gráficos, los sonidos y la jugabilidad llegaron a niveles realmente sorprendentes y espectaculares. Sin duda alguna habían dado en el clavo (otras compañías lo habían intentado con anterioridad con fórmulas similares, pero sin éxito), pues Neo Geo MVS se convirtió en un verdadero éxito, tal y como se pretendía desde el momento de su concepción.

 

No contentos con ello, en la compañía de Osaka tuvieron la genial idea de crear una versión algo distinta de la poderosa MVS, una versión con un punto de vista un tanto diferente, una versión que utilizara la misma placa MVS pero enfocada a un uso más privado y no tan generalista como los salones recreativos: Neo Geo AES (Advanced Entertainment System, una clara alusión a la NES), conocida por todos como la Neo Geo